AHORA

Los ornitorrincos son raros

¿Por qué la Barby Juárez habla raro?

¿Por qué uno de tus brazos es más largo?

¿De qué están cubiertos los pastelitos?

¿Trabajar o ser feliz?

¿Por qué hay que cuidar al ajolote?

Los ornitorrincos son raros

¿Por qué la Barby Juárez habla raro?

¿Por qué uno de tus brazos es más largo?

¿De qué están cubiertos los pastelitos?

¿Trabajar o ser feliz?

¿Por qué hay que cuidar al ajolote?

Los ornitorrincos son raros

¿Por qué la Barby Juárez habla raro?

¿Por qué uno de tus brazos es más largo?

¿De qué están cubiertos los pastelitos?

¿Trabajar o ser feliz?

¿Por qué hay que cuidar al ajolote?

Hoy es Sábado 20 de Julio 2024
Ecología | 11 de Abril del 2024
¿Puede la industria textil ser más sustentable?
Existen procesos y mejores prácticas en este sector, que vislumbran un panorama positivo
Existen procesos y mejores prácticas en este sector, que vislumbran un panorama positivo

La fabricación de textiles requiere una cantidad importante de agua para sus operaciones. Desde el cultivo de materias primas hasta los procesos de teñido y acabado de productos. Por lo tanto, esta industria tiene una tarea relevante en la conservación y gestión sostenible del recurso hídrico.

En un contexto donde el agua enfrenta problemáticas de distribución y consumo, resulta crucial que las empresas del sector textil adopten medidas para reducir su huella hídrica y mitigar su impacto en el medio ambiente. 

Según el Banco Mundial, se estima que para el año 2050, aproximadamente una de cada cuatro personas vivirá en un país afectado por la escasez de agua en el planeta. México, en particular, figura entre los territorios más afectados por esta situación.  Así por ejemplo, la FAO ha mencionado que, en algunos casos, la producción de una sola camiseta puede requerir 2,700 litros de agua, sin contar el líquido utilizado en los procesos de teñido y lavado, lo que aumenta su huella hídrica.

Es alentador evidenciar cómo, cada vez más, empresas del sector están comprometidas con prácticas de fabricación más sostenibles. Este compromiso se traduce en acciones concretas, como la reducción del consumo de agua, la implementación de tecnologías de reciclaje y reutilización de este recurso vital, así como la adopción de tintes y procesos de producción menos contaminantes.

A nivel Latinoamérica, un ejemplo destacado es Lafayette, una empresa con 30 años de experiencia en México, pionera en tecnología de poliéster de alta calidad. En los últimos años, ha invertido aproximadamente 1.1 millones de dólares en plantas de recuperación de agua y logra tratar el 100% del líquido, reutilizando entre el 50 y el 70% en procesos de la fábrica. Además, recoge y trata diariamente un promedio de 800 metros cúbicos de agua lluvia en sus instalaciones y ha reducido el consumo de este recurso natural por cada metro de tela producido. 

Estas acciones demuestran que se puede producir telas sustentables de alta calidad con una mayor durabilidad, al optimizar los recursos naturales. Es crucial que más empresas sigan ejemplo similares y actúen en favor de una producción más consciente y sostenible.

Para entender +
Ecología
¿Cómo puede un ciudadano ayudar al cuidado del agua?
Buscar
Siguenos:
Inicio
Nosotros
Inicio Nosotros
Aviso Legal Aviso de Privacidad
Aviso Legal
Aviso de Privacidad
Siguenos:
Todos los derechos reservados.